Todas las entradas por Diario de una logopeda

Acerca de Diario de una logopeda

Nace de la idea de dar a conocer la Logopedia, temas y ideas que me rodean. Dando guerra desde 1992, en 2014 seré Logopeda, casi siempre mirando el lado bueno de las cosas.

La lucha contra la Disfemia

 

La Disfemia para los logopedas es una gran rival, para la familia es un gran defecto y síntoma de tontería y para el entorno es sinónimo de burla.

Y es que contra la Disfemia luchamos todos, pero sobretodo la persona que lo padece (que si eres niño puede pasar, no sin ser el raro del que todo el mundo se burla, pero si eres adulto eres el pobre tartamudo) que diariamente tiene miedo a expresar todo lo que por su mente pasa por culpa de los parones, las repeticiones y las burlas que ha tenido que soportar siempre.

Para los padres, profesores y personas que tienen en su entorno una persona con tartamudez diré que no es necesario completar la frase de la persona cuando se atasca, ni repetirle la palabra cuando no puede decirla o la dice mal, tampoco sirve el presionarle para que hable o el reprocharle que no sabe hablar con su edad. Porque todas esas cosas, que hacemos sin darnos cuenta, son las que acaban forjando el carácter y agravando toda la situación.

El pensamiento de la persona que tartamudea se centra siempre en no tartamudear, por lo que no fijarse tanto en su expresión y hacer otras cosas mientras esta hablando son cosas que pueden mejorar. El otro día descubrí un juego que podría ser interesante. Os lo dejo por aquí:

Los pasos son sencillos, solo tienes que tener a mano una baraja de cartas y ganas de jugar. El juego consiste en ir tirando las cartas y decir una frase que tenga el numero de palabras que aparezca en la carta. Podemos complicarlo restringiendo el tema de la frase, diciendo por las letras que debe empezar la primera palabra o todas las cosas que se os ocurran.

¿Qué tontería de juego, no? Pues no, porque de ésta manera dejamos de fijarnos en que decimos y pensamos en cuantas palabras debemos decir. Es una manera simple de hablar sin que todo esté centrado en qué decimos.

Nuestra gran enemiga la Disfemia

La disfemia o tartamudez es un trastorno funcional en el que no existen alteraciones o malformaciones de os órganos implicados en el habla, ni alteraciones en el lenguaje. Se define como una alteración de la fluidez caracterizada por ocurrencias frecuentes de uno o más de los siguientes fenómenos:

  • Repeticiones de sonidos y silabas
  • Prolongaciones de sonidos
  • Interjecciones
  • Palabras fragmentadas (pausas entre de una palabra)
  • Bloqueos audibles o silenciosos (pausas en el habla)
  • Circunloquios (sustituciones de palabras para evitar la palabra problemática)
  • Palabras producidas con un exceso de tensión física
  • Repetición de palabras monosílabas

La alteración de la fluidez interfiere en el rendimiento académico o laboral, o la comunicación social.

Es un trastorno de la expresión verbal que afecta principalmente al ritmo del habla, sin anomalías en los órganos de la fonación, siempre relacionado con la presencia de un interlocutor, razón por la que esencialmente es un trastorno de la comunicación verbal[1].

 Una palabra mal organizada temporalmente, más la consecutiva reacción del hablante a sus palabras[2].

Teniendo en cuenta esto podemos definir la disfemia como un trastorno de la fluidez del habla que se caracteriza por una expresión interrumpida en su ritmo y lleva asociada otros síntomas como falta de coordinación fono-respiratoria, alteración del tono muscular y respuestas emocionales y neurovegetativas y que no se debe a una causa específica sino a un conjunto de factores.

Sobre su etiología han sido muchos los estudios, y según la mayoría de los autores se ha llegado a la conclusión de que tiene una etiología multifactorial, sería la confluencia en mayor o menor grado, de diversos factores, como el desencadenante de la tartamudez, el entorno, la personalidad, etc.

La clasificación que más se utiliza es la que se establece en función de la producción verbal, en la que se distinguen dos formas:

–  Forma Clónica: cuya característica es la presencia de espasmos que producen repeticiones al hablar, de silabas o de un grupo de silabas, acompañándose o no de tensión muscular.

–  Forma Tónica: se caracteriza por un habla espasmódica que provoca bloqueos, más o menos importantes, al inicio o en mitad de las palabras. Se observa tensión muscular alta y persistente, con compensación o esfuerzo para superar el bloqueo.

–  Forma mixta (tónico-clónica, clónico-tónica): es la más frecuente y está basada en los síntomas de las otras dos formas, con predominio de una forma sobre la otra. Por lo que, clónico-tónica cuando predomina la repetición de las silabas sobre los espasmos o tónico-clónica cuando predomina los cortes espasmódicos por la tensión sobre las repeticiones de silabas.

 

[1] Dinville y Gaches (1989).

[2] Van Riper (1973).

El juego de la botella espía

El otro día encontre el blog citado al final un juego que me parece muy interesante. Sirve tanto para entrenar la atención, la discriminación, el vocabulario y por lo que dicen es muy entretenido.

Imagen

Se trata de coger materiales que tenemos por casa:

  • 1 botella de agua (en mi opinión si utilizasemos una de zumo con la boca grande mejor, cuanto más grande objetos de mayor tamaño podremos meter)
  • Una bolsa de arróz, sopa o lentejas (para meter dentro de la botella y dispersar los objetos)
  • Objetos diferentes que quepan por la boca de la botella
  • Folios con la impresión de la foto que le hemos hecho a los objetos
  • Hoja de plastificar
  • Bolígrafos de pizarra

Los pasos son sencillos:

  1. Le hacemos una foto a los objetos (la imprimiremos para una vez tengamos el juego tachar los que encontremos)

Imagen2. Cogemos la botella y metemos el arroz a la vez que vamos metiendo poco a poco los objetos (para que queden distanciados y se tengan que buscar)

3. Imprimimos la foto y la plastificamos con las hojas de plastificar

4. ¡A jugar! coge el boli, busca, tacha

Una vez tengamos todos los pasos anteriores, pondremos la botella enmedio de la mesa y entregaremos las hojas plastificadas y los bolis de pizarra para poder tacharlos en cuanto lo encontremos (al estar plastificada la hoja y ser bolis de pizarra podremos borrar los garabatos una vez acabado el juego).

ImagenLos niños solo tendrán que ir buscando los diferentes objetos que aparecen en las hojas dentro de la botella.

Espero que os guste el juego, a mi me ha encantado y seguro cuando tenga un rato lo probaré. Un juego sencillo, fácil de hacer y divertido para jugar tanto en consulta y desarrollar las diferentes áreas del lenguaje y la comunicación.

Gracias a Elena por publicarlo y compartirlo con todos nosotros. http://www.elenarte.es/2014/02/el-juego-de-la-botella-espia.html

FELIZ DÍA DE LA LOGOPEDIA

Hoy es el día de la logopedia, el día de los logopedas, mi día.

”La Logopedia es una profesión sanitaria cuyos objetivos son la prevención, evaluación, diagnóstico y recuperación de los trastornos de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz y otras funciones asociadas como la deglución, mediante técnicas terapéuticas propias de su disciplina.”

Echando la vista atrás puedo observar como por casualidades di con esta magnífica profesión, que pese a los tiempos que corren me enamora todos los días.

”Imagina un solo día de tu vida en el que no puedas hablar”

Y no sólo hablar, sino compartir, decir, comentar, pensar, comprender, tragar, comer, pronunciar, oír…

Porque los logopedas por muy desconocidos que seamos una vez nos conozcas seguro que acabas amándonos, porque con nuestro trabajo ayudamos realmente a la gente que por desgracia le he pasado algo o simplemente todavía no ha pasado nada.

Cada día es único y tiene motivos para que puedas sonreír:

  1. Una voz bien impostada que permita a una persona recuperar su voz y poder hablar
  2. Una correcta deglución
  3. Una pronunciación normalizada
  4. Una /r/ que empieza a salir
  5. Un soplo bien enfocado
  6. Una primera mirada
  7. Una primera palabra
  8. Una comprensión
  9. Una buena lectura y comprensión de ésta
  10. Una primera escucha
  11. Una segunda primera palabra
  12. Un buen ritmo sin bloqueos

Y podría continuar y continuar, porque éste trabajo tiene mucho peso y mucha responsabilidad, a veces te desanimas… Otras te sorprendes. Pero como yo siempre digo:

Las cosas de palacio, van despacio.

Constancia y darlo todo son la gran clave, aprovechar cada instante para conseguir lo que quieres. Si todavía no nos conoces, puede que no nos conozcas nunca, pero necesitas un logopeda si:

Imagen