FELIZ DÍA DEL SÍNDROME DE DOWN

“Ese día el nació, su carita era blanquita como la nieve y sus mejillas sonrosadas, los ojos los tenía azules y ni un pelo de tonto. Desde ese día supe que mi hijo era el mejor del mundo. Todos los problemas que me habían puesto, las miradas extrañas de la gente que no entendía claro porque aún quería tenerlo y la preocupación de mis familiares más cercanos, pero para mí… él era especial y no por su condición, sino porque era mi pequeño.

Poco a poco fue creciendo, a veces un poco rezagado en adquirir las etapas en las que sus compañeros se encontraban pero siempre con una sonrisa y con su afán de superación. Los primeros años fueron duros pero su sonrisa me ayudo a salir adelante.

Porque la trisomía en un solo cromosoma no podría frenarle ni a él, ni a mi…”

Imagen

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s